Reflexiones sobre el Día Internacional contra la trata de personas

Por Jhoel Bustillos 2 meses haceSin comentarios
Inicio  /  Desarrollo Humano Sostenible con Equidad de Género  /  Trata de Personas  /  Reflexiones sobre el Día Internacional contra la trata de personas

En el día internacional contra la trata de personas es necesario hacer dos reflexiones: uno sobre la confusión de delitos como es la trata y el tráfico de personas;  la atención y reintegración de víctimas.

CONFUSIÓN DE DELITOS

En nuestro medio aún sigue existiendo confusión sobre dos tipos penales como son la trata de personas y tráfico de personas. El PLAN NACIONAL DE LUCHA CONTRA LA TRATA Y TRÁFICO DE PERSONAS 2015 – 2019, en los datos estadísticos todavía mantienen tipos penales como Trata de seres humanos o Tráfico de emigrantes, en algunos sectores todavía se sigue refiriendo a trata de blancas, conductas delictivas que ya no están en vigencia, pero lleva a confusiones al momento de hacer una evaluación del impacto social de estos delitos.

La trata y tráfico de personas son totalmente diferentes, el delito de la trata se constituye en un delito que afecta a la persona puede ser niña, niño, adolescente, joven, mujer, varón adulto mayor persona con discapacidad, es un delito pluriofensivo (aquel delito que ataca a más de un bien jurídico protegible) ya que vulnera varios derechos de las víctimas como el derecho a la libertad, integridad sexual, a la salud entre otros, es un delito de mera actividad ya que se configura con cualquiera de las conductas como son la captación, traslado, transporte, recepción, privación de libertad y es un delito de orden público donde las instancias como el Ministerio Público y Policía boliviana tienen la obligación de oficio la persecución del delito.

El delito de tráfico de personas es un delito que violenta las leyes migratorias de un país, la víctima es el Estado no la persona. La ley 263 en su artículo “ARTÍCULO 321 Bis. (TRÁFICO DE PERSONAS). Parágrafo III. Establece “Quién promueva, induzca, favorezca y/o facilite por cualquier medio el ingreso o salida ilegal de una persona de un departamento o municipio a otro de la cual dicha persona no sea residente permanente, mediante engaño, violencia, amenaza, con el fin de obtener directa o indirectamente beneficio económico para sí o para un tercero, será sancionada con privación de libertad de cuatro (4) a siete (7) años”.  Cometiendo un caso error(enorme equivocación) que al igual que la trata de persona (trata interna), establece un tráfico interno como si existiría requisitos para el traslado de una persona de un departamento a otro o de un municipio a otro, si bien existe regulaciones para el traslado de niñas, niños y adolescentes cuando estos no viajan con sus progenitores, cuando se incumple de ninguna manera pueden asumirse como tráfico de personas, ya que existen otros delitos específicos para los mismo como son la sustracción de menores o inducción a la fuga por ejemplo. Esta situación ha llevado a los operadores de justicia a cometer errores en la investigación, tramitación y sanción del delito de trata de personas ya que, por esta confusión, en muchos casos se típica la conducta de trafico como si fuera trata de personas por el inciso mencionado.

ATENCIÓN Y REINTEGRACIÓN

En la atención a las víctimas de trata y tráfico, y en la construcción de servicios se confunden a ambas víctimas, no es lo mismo atender a una víctima de tráfico que esta consiente de la comisión del delito, que atender a una víctima de trata que en ningún caso es libre de su voluntad.

Los servicios existentes como centros especializados son muy pocos y la mayoría son de Organismos no Gubernamentales y los pocos estatales aún no definen con claridad el tipo de atención a las víctimas, no hay que olvidar que el delito de la trata persigue 14 fines, por lo tanto existen 14 víctimas totalmente diferentes, con perfiles victimológicos distintos y la atención debe ser diferenciada y separada en diferentes centros especializados, para evitar la contaminación y posibles captaciones entre víctimas que ya ocurrió en algunos centros.

Una población de victimas de trata de personas que no son consideradas en la atención y reintegración, son los varones pues, no existen centros especializados para este sector de la población.

Otro de los principales problemas que atraviesa la instancia estatal es que no cuenta con fondos específicos para la implementación de Centros especializados y diferenciados para las víctimas de trata de personas y tráfico de personas.

Si bien, El PLAN NACIONAL DE LUCHA CONTRA LA TRATA Y TRÁFICO DE PERSONAS concluye este año, es necesario realizar varios ajustes y modificaciones a la ley 263, y replantear un plan más acorde a la dinámica de los delitos de trata de personas, tráfico de personas y delitos conexos en nuestro país.

Autor: Marco Antonio Gira

Categoría:
  Trata de Personas
esta publicación fue compartido 0 veces
 000

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.