Hogares, escenario de violencia infantil

Por Yoshelyn 3 semanas haceSin comentarios
Inicio  /  NOTICIAS  /  Hogares, escenario de violencia infantil

Los niños son seres que encierran fragilidad e inocencia, ellos no sirven de escudo para impedir maltratos, abandono, abuso sexual, infanticidios; que en su mayoría son cometidos dentro de la propia familia. El entorno que, debería ser el más protector es el más inseguro, así las cifras lo demuestran.

Datos sobre delito de violación de infante, niño, niña o adolescente (Elaboración Cecasem)

94 fueron las denuncias bajo el delito de violación de infante, niño, niña o adolescente, que registró el Ministerio Público desde la declaratoria de cuarentena (establecida el 22 de marzo) para evitar la propagación del Covid-19. Mientras que, 304 casos de violaciones a menores, contabilizó la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia hasta la fecha, de los cuales 70 suscitaron durante el confinamiento. Un aproximado de dos vejámenes por día.

Debido a los casos de violencia a NNA, Pilar Díaz, directora de la Fiscalía Especializada en Delitos de Violencia Sexual, convocó afrontar medidas de prevención dentro de la familia y la sociedad, para interrumpir de inmediato la violencia contra mujeres, niñas y niños atrapados en la impunidad de sus propios hogares.

Prevenir puede ser la mejor opción, pero si no se actúa de forma inmediata ¿qué nos espera?, prender el televisor y anoticiarnos que “Una bebé de seis meses es víctima de violación en El Alto”, “Una niña de 8 años y una adolescente de 14 fueron violadas por sus padrastros”; “Un niño de cinco años sigue en cuidados intensivos de un hospital luego de ser flagelado por su tía”.

Y si bien, la violencia contra la humanidad infantil es sancionada con la privación de libertad de 20 a 25 años, es un delito sistemático y cultural al que el Estado debe poner en la mira y apalear con medidas estratégicas.

Derechos de las niñas y niños

Las niñas y niños son los más vulnerables e indefensos, pero como todos los seres humanos tienen derechos fundamentales establecidos en la Constitución Política del Estado, y estos deben ser el límite para que los progenitores no se conviertan en agresores de menores.

Asimismo, la Convención Americana sobre Derechos Humanos establece en su artículo 19 de que: Todo niño y niña tiene derecho a las medidas de protección que su condición de menor requiere por parte de su familia, de la sociedad y del Estado.

Entonces, todos somos responsables de hacer respetar los derechos de las niñas y niños. También, existe la necesidad de repensar el rol de la familia en Bolivia, para que, no sea un escenario de violencia sino un entorno donde se conviva con los valores más humanos.

Categorías:
  NOTICIAS, Noticias de CECASEM
esta publicación fue compartido 0 veces
 000

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.